Tratamientos /

Conservadora y preventiva

Como los dientes de uno mismo, está claro que no hay nada. Por eso es fundamental cuidar nuestra boca al máximo.
Cuando una pieza dental presenta un problema, debemos buscar una solución que permita al paciente conservar su diente. Sólo en el último momento nos plantearemos la extracción.
Haciendo revisiones periódicas, podremos detectar rápidamente cualquier anomalía y cogerla en su fase inicial, lo cual facilitará el tratamiento.
Una simple visita anual, nos ahorrará dolores de cabeza y también dinero.

Preventiva